CERVH

RESUMEN CERVH 2018

Títulos de pilotos para López y Cazaux en Velocidad, Gorroño y Ruisánchez en Regularidad.
El campeonato de España de rallyes para vehículos históricos se celebró en el 2018 sobre un total de seis pruebas puntuables y volvió a ser el marco ideal para que participantes y aficionados mantengan viva la historia de algunas de las mejores épocas de la especialidad. Citas clásicas en el panorama de los rallyes españoles, como el Costa Brava y el Avilés, junto a pruebas de más reciente creación pero cada año más consolidadas, como el Asturias Histórico, el Extremadura, el Rías Altas y el Primeras Nieves de Sierra Nevada, llevaron por buena parte de la geografía nacional el espectáculo de los coches de rallyes de los años 70, 80 y principios de los 90. Además, con dos de los rallyes, el Costa Brava y el Asturias, siendo también valederos para el campeonato de Europa, los equipos del certamen nacional volvieron a tener el aliciente extra de medirse con los mejores pilotos y copilotos del continente, tanto en la especialidad de velocidad como en la de regularidad.

PRE 90


La categoría que engloba a los vehículos más modernos admitidos en el CERVH, los pertenecientes a los grupos A, N y B homologados entre los años 1982 y 1990, tuvo un desarrollo con dos partes claramente diferenciadas. La primera mitad de temporada registró un claro dominio de Serge Cazaux, que impuso su Ford Sierra Cosworth en la cita inaugural del certamen, el Costa Brava, y venció también en las dos siguientes, el Asturias y el Avilés. Sin embargo, su abandono en la cuarta prueba del año, el rallye de Extremadura, su no participación en la quinta, el Rías Altas, y la regularidad de Antonio Sainz con el Subaru Legacy, segundo en los dos rallyes asturianos y en el Extremadura antes de lograr su primera victoria del año en el rallye gallego, convirtió en decisiva para la adjudicación del título la última prueba de la temporada, el Primeras Nieves de Sierra Nevada. El madrileño llegaba al rallye granadino al frente de la tabla, pero su abandono y el cuarto triunfo de Cazaux decidió el título de pilotos a favor de este último mientras que en el certamen de copilotos el campeonato se lo adjudicó el compañero de Sainz, Javier Martínez-Cattaneo.

PRE 81


Tres victorias en otras tantas participaciones al volante de su Ford Escort MKII no fueron suficientes para que Jesús Ferreiro pudiera superar en el cómputo total del campeonato a otro piloto gallego de un Escort, Francisco López. El de Castroverde se adjudicó el título reservado a los pilotos de los vehículos con homologación anterior al año 1981 gracias a la consistencia de sus resultados con un MKI de la marca del óvalo. López fue segundo tras Ferreiro en las dos primeras pruebas de la temporada, logró la victoria en la tercera (Avilés), y dejó sentenciado el campeonato a su favor con otra segunda plaza en el Rías Altas que hizo innecesaria su presencia en la cita final del certamen. En el Primeras Nieves de Sierra Nevada, Ignacio Martínez impuso su BMW M3 y sumó los puntos suficientes para alcanzar el subcampeonato de pilotos y para que su compañero en el asiento de la derecha, José Miguel Fernández Irusta, se adjudicara el título de copilotos.

REGULARIDAD SPORT


El campeonato de Regularidad Sport tuvo un claro dominador en el equipo formado por Gorka Gorroño y Mikel Oleaga. Tres victorias con su Ford Escort MKII (en el Costa Brava, el Extremadura y el Rías Altas), unidas a un segundo puesto en Avilés y un tercero en el Asturias, les permitieron proclamarse campeones sin tener que acudir al Primeras Nieves granadino. En la última prueba del año la victoria fue para Jaime y Enrique Carbonell, un triunfo con el que desbancaron de la segunda plaza a los asturianos José Ramón Campos y Raúl Gutiérrez, ganadores en una de las dos citas de su región, el Asturias Histórico. Los otros vencedores de un rallye en esta categoría durante el 2018 fueron Jaime Menéndez-Ignacio Álvarez, que se impusieron en Avilés.

REGULARIDAD


El certamen de regularidad con media de velocidad de, como máximo, 60 km/h fue el que contó con un mayor número de equipos compitiendo de forma habitual a lo largo de la temporada. El campeonato de pilotos fue para Francisco Martínez Ruisánchez, ganador al volante de su Volkswagen Golf en cuatro de las seis pruebas puntuables, concretamente en los dos rallyes asturianos, en Extremadura y en Sierra Nevada. Tras él en la general final se clasificó su compañero de escudería, Francisco Martínez Cuesta, con otro Golf GTI, siendo el navegante de este último, José Manuel Villamayor, quien se adjudicó el certamen de copilotos.